El Paraíso Ancestral

El Paraíso Ancestral se vincula estrechamente con la "Sala Jardín Guayana" del Instituto Pedagógico de Caracas para el cultivo y estudio de Plantas Medicinales.

miércoles, 1 de marzo de 2017

"Mis recetas favoritas"


Para el ACNÈ
  La acné… Desesperación de los adolescentes, el rostro de los cuales se ve invadido desagradables pústulas… sin duda alguna, se trata de una de las enfermedades de belleza más desmoralizantes, con la celulitis. 
Suele comenzar por simples “puntos negros” o comedones (véase esta palabra), pequeñas protuberancias de núcleos oscuros  que, al ser  presionados, despiden un filamento blanquecinos.
        Los comedones se multiplican y constituyen la acné puntuada. Se añaden procesos inflamatorios que provocan la aparición de pústulas amarillentas. Estas últimas estallan liberando una gota de pus. Después dan paso a una costra parda, y a una cicatriz más o menos visible.
        Este tipo de acné denominada inflamatoria o pustulenta, forma lo esencial de la acné juvenil. Los granos afectan la cara, pero también el cuello, los hombros,  el tora y la espalda. Las causas son múltiples, principalmente hormonales (este tipo de acné comienza casi siempre en la pubertad), mas también son digestivas, nerviosa, etc.
        La causa inmediata es la proliferación de estafilococos  en conductos sebáceos de la piel, en las personas que segregan exceso de sebo (véase seborrea).
        Otras formas de la enfermedad, menos corrientes, se encuentran principalmente entre los adultos, como la acné rosácea (véase esta voz) y la acné miliar o milium.
·         Receta de urgencia
        Por vía interna, 3 o 4 veces al día infusión de hojas y flores de  pensamiento  silvestre (2  pizca por taza).
        Sobre las lesiones, cataplasmas de cebolla rallada, o de hojas de  col  entibiadas (pasadas por la plancha), o de zumo de hojas de col exprimidas.

        Compresas de infusión  de flores de caléndula (4 pizca por taza), esta  infusión  puede igualmente beberse, con lo cual queda incrementada su eficacia.

Para el ALIENTO
       
        Las emanaciones de la boca pertenecen, sin duda alguna, al terreno de la estética: ¡no de la cabeza que se percibe con los ojos, sino de la que se nota con las fosas nasales!
        Todo el que abrigue el deseo de gustar sabe muy bien que, sea cual fuere la armonía de su cuerpo y sus facciones, el mal aliento puede arruinar sus proyectos.
        Aliento fresco… ¡un sueño que los fabricantes de dentífricos y chicle no han dudado en explotar!  A la inversa, el lenguaje popular, siempre gráfico y siempre implacable, multiplica las expresiones de germanías para designar el aliento fétido. Tanto en uno como en otro caso, se puede calibrar la importancia del tema.
        El aire espirado por la respiración contiene (además del oxígeno y el azoe) gas carbónico, vapor de agua, desechos orgánicos de tamaño microscópico y moléculas de gas  diversas, procedentes del  sistema respiratorio (por consiguiente, de la sangre) o del aparato digestivo. Son estas moléculas las que estimulan eventualmente las fosas nasales de nuestro prójimo.
        Del mismo modo que un aliento fresco es un signo de salud, un aliento maloliente indica que existen trastornos.
        En realidad, las causas del mal aliento son numerosas: simple fermentación en una boca mal lavada, caries dental, infecciones de las encías o de la garganta, mala digestión etc.
        Una de las más frecuentes es la insuficiencia hepática pero el mal olor del aire espirado puede ser debido a una enfermedad infecciosa general, a diabetes a trastornos hormonales (mal aliento de las mujeres durante la menstruación) o a envenenamientos (por arsénico, por mercurio, por plomo).
·         Recetas de urgencia
        Antes que intentar encubrir el mal aliento, convierte hallar el motivo, cuando ya se ha averiguado, se puede atacar el mal olor.
        Con frecuencia, los “trucos” más sencillos son aquí los más eficaces.         Por ello se puede masticar beneficiosamente hojas de berro, de eucalipto (escupiendo en seguida el jugo), de menta o de salvia. O masticar bayas de enebro. O masticar la corteza de una naranja todavía verde. O bien: enjuagues bocales con agua de decocción de hojas de nogal (3 pizca por taza). 

Para el ESTREÑIMIENTO
       
   Rehusó menciona, por ser tan numerosos, los trastornos de salud y belleza imputable al estreñimiento… tez “turbia”, piel terrosa, ojeras, granos diversos, acné y acné rosácea, etc.)
   Cuando se experimenta dificulta para orinar, se acude rápida mente y con razón justificada al médico. Ahora bien, produce menor inquietud la insuficiencia de eliminación intestinal. No veo el por qué. Las toxinas residuales del riñón.
   En los casos de estreñimiento, salvo si produce mucho dolor, y exento cuando hay interrupción completa del tránsito fecal (oclusión intestinal,  enfermedad gravísima), se tiene tendencia a no preocuparse. Es así como se envenena uno poco a poco. Existen tres clases de estreñidos: en primer lugar, los falsos, aquellos que se imaginan serlo, los que creen que se debe necesaria mente evacuar varias veces al día, y que, en consecuencia, se atiborran de laxante (exponiéndose así a muchas molestias reales digestivas, cardiacas o nerviosas). En segundo lugar, los verdaderos, y que conocen su estado. En tercer lugar, los verdaderos, pero que no lo ignoran.
Desde luego es en estos en quienes el estreñimiento crónico produce más estrago. Van regularmente a evacuar, pero no expulsan materias fecales en cantidad suficiente. En otros términos, se intoxican cada día más.
        Dejando aparte la oclusión y el tumor, que necesitan la hospitalización inmediata, el estreñimiento puede obedecer a varias causas, felizmente menos graves. Algunas son de naturaleza  mecánica (por ejemplo, una antigua inflamación intestinal que dificulta el paso de los alimentos). Otras son fisiológicas: esencialmente  es el caso de la insuficiencia de movilidad del intestino, que se conoce vulgarmente como “pereza intestinal”.
        Esta pereza es consecuencia de varios factores: insuficiencia de la secreción de los jugos digestivos, y sobre todo de la bilis, alimentación demasiado cárnica, excesivamente pobre en celulosa, trastornos psicológicos (penas, emociones, viajes, etc.).  Los “blandos “, en los cuales la tonicidad de los músculos intestinales esta disminuida, son, sobre todo, estreñidos a la derecha (colon ascendente). Los sujetos nerviosos están más bien afectados a la izquierda (colon descendente): su estreñimiento es espasmódico. Por último, existe un extrañamiento rectal, más frecuente en las mujeres y entre los hombres afectados de hemorroides.
·         Recetas de urgencia
        Cada mañana en ayuna, ingieran bien 3 cucharaditas de miel pura (miel de romero en caso de hemorroides), o bien una cucharadita de aceite de ricino, o bien una cucharada de aceite de vaselina o de parafina, o bien 2 cucharada de aceite de oliva.
        Uno de los mejores remedio naturales contra el estreñimiento es el salvado de cereales, principalmente el de trigo nuestros antepasados, que comían un pan muy completo, no padecían de bloqueo intestinal. Intenten la cura de salvado, probamente quedaran maravillados. 4 o 5 cucharadas de excelentes salvado (cultivado biológicamente) cada día, durante varios días (incluso a titulo preventivo), ya sea en agua, o en un potaje, o también en una tisana o un yogur.
        Otro laxante tan inofensivo como eficaz es la ciruela pasa: coman muchas. El abate Kneipp, gran Fitoterapeuta, aconsejaba contra los estreñimientos más rebeldes ingerir cada noche, al acostarse, 5 ciruelas pasas y 5 higos secos.
Beban mucho (por lo menos un litro de líquido diario), a fin de ablandar su bolo alimenticio y lubrificar el intestino.  

        Para el HERPES
       
    Si de vez en cuando aparece sobre el labio, en la comisura de la boca o sobre la nariz, una vesícula dolorosa que parece llena de <<agua turbia>>, padecen lo que suele llamarse un <<grano de fiebre>>, es decir un herpes.
Se trata de una enfermedad extraña, de la cual es responsable un virus muy conocido por los científicos, pero también… muy resistente a los tratamientos ordinarios de las infecciones.
        El herpes afecta no sólo al contorno de la boca y la nariz, sino, a veces, en las mejillas, las nalgas, y, sobre todo, los órganos genitales. Al principio se experimenta una fuerte sensación local de quemadura; después aparece una vesícula, que se llena de líquido claro, dura un día o dos, y luego revienta. A veces, aparecen otras, antes de que se acabe la crisis. Por regla general, ésta no se prolonga más allá de una semana. En caso contrario, es que se preparan complicaciones (extensión a la faringe, a la córnea, etc.), y hay que recurrir rápidamente al médico. El herpes generalizado puede ser grave, e incluso mortal en el niño de pecho: por ello, en la práctica, nunca hay que intentar cuidar por sí mismo, la enfermedad en un niño de muy corta edad.
        Las mujeres embarazadas deben tomarse muy en serio la aparición de un herpes; incluso si sufren poco, el virus puede filtrase a través de la placenta, y causar la muerte del feto.
·         Recetas de Urgencia
-           Compresas impregnadas de jugo fresco de berro; por vía interna, cada mañana, un vaso de éste mismo jugo.
-           Lociones suaves de infusión de hojas y flores de fumaria en leche (3 pizcas por taza).

Para el INSOMNIO
       
         Dedicamos un tercio de nuestra existencia a dormir, para nuestro mayor bien.
       Nosotros, ¡pero los insomnes! No los mal amados de Morfeo…
        El insomnio muy continuado puede ser una enfermedad. Crónica, o incluso tan sólo frecuente, en un fastidio perpetuo. Ahora bien, en los tiempos que nos ha tocado vivir, ¡eso no parece arreglarse! Ya ni se cuentan los millones de pastillas de somníferos que fabrican los laboratorios farmacéuticos, y que tragan los que tienen, como se dice, <<un problema>> en este terreno. No es necesario ser un experto en la materia para adivinar que la causa de este boom de los somníferos es la misma que la del aumento de los medicamentos contra la angustia. Es la vida moderna, con sus tensiones, con sus stress y su inhumanidad.
        El insomnio grave es una enfermedad, pero es, sobre todo (como la ociosidad es la madre de todos los vicios) la madre de todas las enfermedades. El sueño es absolutamente indispensable a nuestro organismo por varias razones: pone nuestros órganos en situación de reparar la fatiga. Al hacer disminuir la presión arterial, alivia el trabajo del corazón. Permite la eliminación de las toxinas, la sustitución de las células muertas y la renovación de los tejidos. Por último, gracias a él, nuestro cerebro integra la experiencia del día, fija en la memoria lo que debe estarlo, y se libera de sus fantasías en forma de sueños.
        Si, en el plano de la salud, el insomne puede ver cualquiera de sus órganos afectados (corazón, hígado, riñones, sistema nervioso, etc.), sobre todo el simple plano de la estética se distingue fácilmente. Todo en él parece trastornado. Las facciones están tensas, los ojos hinchados o con bolsas, la cara velada, la piel marchita, y unas arrugas precoces aparecen en el rostro.    Aparte de los hombros encorvados, del vientre relajado, de las piernas hinchadas, ni de muchas otras calamidades análogas…
       No hay belleza sin buen sueño.
        Además, las necesidades en ésta materia son extremadamente variables, de un período a otro de la existencia (se duerme mucho más cuando se es joven), como de un individuo a su vecino. Algunos se confunden con lirones, otros, al ejemplo de Napoleón, se contentan con breves momentos de sueño aprovechados aquí y allá durante la jornada. Lo importante es sentirse en forma al despertar.

·         Recetas de Urgencia
        Salvo consejo médico, prescindan de todo somnífero y de todo hipnótico. En mi opinión, es la peor de las soluciones: es así como se entra en la espiral infernal de las habituaciones y de los aumentos de dosificación, que conducen a la catástrofe (intoxicación grave, depresión, etc.).   Demasiados de esos medicamentos se hallan de venta libre, o casi libre. No cedan a la tentación. No tomen nada por consejo de un amigo o amiga.
Justamente antes de acostarse, pueden muy bien probar uno de estos inocentes <<somníferos naturales>>: 
-           Una manzana, masticándola lentamente;
-           El zumo fresco de una lechuga, para beberlo (una cucharadita), o bien una decocción de hojas y tallos de este vegetal ( 2 pizcas por taza);
-           Una infusión de hojas de menta (2 pizcas por taza);
-           Una infusión de flores de camomila romana (2 cabezas por taza);
-           Una infusión de flores de escaramujo (4 pizcas por taza), o mejor, de granos de esta planta (2 pizcas por taza);
-           Una infusión de flores de naranjo ( 3 pizcas por taza);
-           Una infusión de flores de tilo, muy ligera (1 pizca por taza); ¡concentrada, ejercería su efecto a la inversa!
-           La amapola, prima de la adormidera, pero desprovista de la morfina, posee muy buenas cualidades somníferas: infusión de capsulas secas (1 pizca por taza).
Fuente: Mi herbario de belleza. Mességué, M. (1979). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada